lunes, 29 de diciembre de 2014

Cómo haremos el Marisco estas Navidades

Esta es una de las dudas que solemos tener cuando nos enfrentamos al Marisco. ¿ Lo compramos cocido o fresco? Si lo compramos cocido, a veces esta demasiado cocido; si lo tengo que cocer ¿seré capaz de darle el punto correcto de cocción, de sal, tardaré demasiado en cocerlo? Si lo hago a la plancha ¿se me pasará? ¿se me quedará crudo? ¿tardaré demasiado? Si lo estoy haciendo, no estoy sentado con mis invitados... A ver ahora cómo lo hago, cómo acierto... Nosotros en casa, normalmente solemos dejarnos llevar por lo que realmente nos apetece comer, bien esa noche o en la comida de medio día; también solemos pensar en los gustos mayoritarios de los invitados. Ya contamos que, si hacemos plancha, a unos les gustará más hecho y a otros menos hecho, unos prefieren Gamba o Camarón de Cadíz, Cigala o Langosta de Galicia, Bogavante o Centolla de Asturias, o Necoras, Gambones, Carabineros, etc, etc, etc

El Marisco Lo Prefieres Cocido ?


Para mi, lo primero es hacer un repaso mental de otras comidas con nuestros familiares. Si la comida se organiza  con mi familia ya se lo que les gusta, si la hacemos con la familia de mi pareja también, al final coinciden casi  en los mismos gustos.

Dependiendo de como esté la economía, para cocer escogemos entre gamba blanca o roja, entre langostinos marfil o tigre y éstos los hacemos cocidos, que a todos nos gustan. Para la plancha solemos escoger entre gambones o carabineros pequeños para los que no les gusta entretenerse demasiado, y para los que les gusta chupetear  y disfrutar del sabor a mar, las cigalas gallegas, frescas o congeladas. Ahora que ya tenemos escogidos los productos nos toca darles el punto. 

Para cocer Marisco lo primero es contar con una gran olla y sal gorda marina;  añadiremos aproximadamente 60 grs por litro de agua, a excepción de si cocemos percebes, que añadiremos 80 grs. La cantidad de agua será la suficiente para cubrir el marisco que queramos cocer. Si el marisco está vivo, lo ponemos en la olla con agua fría y si está muerto lo ponemos en la olla cuando el agua comience a hervir. Hay algunas recetas que aconsejan poner laurel en el agua, a mi no me gusta ponerlo puesto que el laurel camufla el sabor del Marisco y si, además lo hemos comprado en la pescadería del barrio, donde lo suelen traer a diario, sobre todo en las fechas de las Navidades, es una pena quitarle ese sabor tan fantástico a Mar. (Al final del articulo están los tiempos de cocción dependiendo del  Marisco Escogido).

O  Prefieres el Marisco a la Plancha ?

A mi personalmente me gusta más la plancha, es mas engorrosa puesto que lo tienes que hacer en el momento, pero me encanta hacerlo y que te lo estén pelando y poniendo en un plato mientras cocinas el resto, hasta los cuña@s te lo pelan y te traen una cervecita o un buen vino, todos se dan cuenta del esfuerzo y si, además, lo haces buscando que unos estén más hechos y otros menos, todavía te agradecen más tu esfuerzo y mejor les sabe a ellos.

A nosotr@s cuando lo hacemos a la plancha, no nos gusta añadir nada mas que sal, puesto que el sabor del marisco nos encanta, como mucho y si vemos que la plancha esta muy reseca ponemos un poquito de agua en las cigalas, y a las gambas, gambones, langostinos carabineros, etc lo que mejor les sienta es un buen chorrete de AOVE. El tiempo de plancha dependerá mucho de la cantidad de marisco que pongamos en ella, nosotros solemos controlar cómo esta de hecho observando el cambio de color en la piel; cuando vemos que está tornando a muy roja, damos la vuelta y más sal, hasta que veamos que empieza a salirse el jugo de las cabezas: ese es el momento de sacarlo poco hecho, si lo queremos más hecho, pues un par de minutos más y listo: a la bandeja y a la mesa. Me encanta llegar con la ultima bandeja, el resto de familiares ya están hartos de comer y ahora empieza mi momento con los rezagados, que también les gusta el marisco poco hecho. Los que ya terminaron los primeros van recogiendo y preparando el segundo que ya esta prácticamente Asado Lechazo o Tostón 

No hay nada mejor que disfrutar de una cena en familia


Mariscadores en la Mar


Recuerda: si está vivo lo ponemos en agua fría, si no lo está, lo ponemos en agua hirviendo  

Cigalas: Cuando comience a hervir el agua estaremos muy atentos, porque es rápida la cocción, entre 2 y 3 minutos y las sacaremos rápidamente del agua. 
Buey de Mar o Centollas : Si están vivos es mejor matarlos previamente y así evitaremos que pierdan las patas durante la cocción. Si les echamos vinagre de vino en la boca o sumergimos en agua dulce lo conseguiremos. Para cocerlos los colocamos con las patas hacia arriba y cuando el agua comience a hervir, los tendremos de 10 a 15 minutos, dependiendo del tamaño; si son piezas de menos de 500 grs, 10 minutos; para las piezas de más de 500 grs, 15 minutos; si son mayores incrementaremos los minutos en proporción.    
Bogavante: Cuando comience a hervir, lo dejaremos entre 20 y 22 minutos (20 minutos para los de 500 gramos, 22 minutos para los de 1kg). Pasado el tiempo indicado, los retiramos y a esperar que se enfríen.
Bígaros: Cuando comience a hervir el agua ponemos los bígaros, contamos tres minutos y apagamos el fuego, los dejamos durante diez minutos más en el agua antes de sacarlos 
Langosta: La tendremos cociendo 20 minutos para las de 500 gramos y 22 minutos para las de 1kg.  Si son mayores, incrementaremos los minutos en proporción y sacaremos una vez pasado ese tiempo.
Nécoras: Cuando comience a hervir el agua, después de 5 minutos para las de  200 gr y 7 para las de más de 200 grs y sacamos del agua.
Percebes: Los ponemos con agua fría y 80 grs de sal por litro y, cuando comience a hervir el agua, los sacamos directamente.
Mejillones - Berberechos: Los ponemos en una olla sin agua ni sal, cogemos medio limón y con las manos lo exprimimos encima, encendemos el fuego y mantenemos la olla tapada. Revisaremos cada minuto y, cuando empiecen abrirse, los movemos para que el calor les llegue a todos por igual. Cuando estén todos abiertos, los pasamos a una fuente y a comer.

Truquillos del maestrillo:

El Percebe está muy rico recién cocido. Sin esperar a que se enfríen, ponlos en una bandeja y cúbrelos con un paño para que no pierdan el calor.
El marisco Cocido está más rico comerlo frío. Cocemos a medio día  o por la mañana y a la hora de comérnoslo estará lo suficiente frío y jugoso, si cumplimos los tiempos de cocción
El Marisco de Concha, cuando lo retiramos de cocer, si lo pasamos por el grifo con agua fría, conseguiremos que su carne a la hora de comerlo se separe mejor de la concha.

"Mas información clientes@aceitedeolivaorito.com"

No hay comentarios:

Publicar un comentario