martes, 8 de julio de 2014

¿Que se come en San Fermín?

¿Sabías que la celebración de las fiestas en honor a San Fermín tienen su origen en la Pamplona medieval del siglo XII?

A San Fermín se le considera como el primer obispo de Pamplona y, en un principio, era una fiesta religiosa que conmemoraba el martirio de San Fermín en la ciudad de Amiens. Desde entonces la devoción al santo se ha consolidado y ha evolucionado: la celebración se relacionó después con las ferias de ganado y las corridas de toros, pasando de celebrarse en Octubre a las fechas que hoy, conocemos, en el mes de julio.

Es en el siglo XX cuando las fiestas se muestran en su máximo esplendor. Se van incorporando nuevos ritos y festejos que de la improvisación pasan a ser tradición en los Sanfermines y, con la publicación de la novela de Hemingway en 1926, se dieron a conocer a lectores de medio mundo; muchos de ellos acuden a Pamplona influidos por las vivencias del escritor.



Y hoy en día las Fiestas de San Fermín se convierten en unas fiestas universales.

¿Y qué se come, qué es lo típico, en las Fiestas de San Fermín?

Te lo contamos:
  • El día comienza con una taza caliente del “caldico”, hecho con ternera y gallina, que se reparte delante del Ayuntamiento, a las 6 de la mañana poco antes de las dianas con el fin de templar el cuerpo.
  • Tras el encierro, corredores y espectadores se recuperan del esfuerzo y del madrugón con una taza bien caliente de chocolate con churros en cualquier cafetería de la Estafeta o de la Plaza del Castillo. Tienen fama los de la churrería de la Mañueta situada en la calle del mismo nombre, cerca del Ayuntamiento.
  • A mitad de mañana, después de contemplar las danzas de los gigantes o participar en la procesión del Santo, es un buen momento para almorzar y detenerse en los bares cercanos a la Catedral o al consistorio y tomar unos pintxos de magras con tomate o los huevos fritos con chistorra y pimientos del piquillo rellenos de bacalao. También las cazuelicas de magras con tomate, ajoarriero o unos menudillos.
  • Para la hora de la comida la variedad local es enorme. Platos tan contundentes como las pochas, o más ligeros, como los espárragos o una variada menestra de verduras, seguidos de menudicos de cordero, bonito con fritada, unas truchas con jamón, las magras con tomate, el estofado de toro, el cordero al chilindrón, los chuletones rotundos, la merluza a la koskera, los jarretes de cordero.

  •  ¿Y de postre? Quesos, cuajadas, canutillos, queso del Roncal, natillas, leche frita o un bizcocho llamado goshua hecho con crema pastelera. Y, como no, un buen pacharán con propiedades digestivas.



Ya sabes, cuando acudas a Pamplona a las Fiestas de San Fermín, podrás disfrutar de una gastronomía tradicional de prestigio que se ha hecho un sitio a nivel internacional.





¡ Buen provecho!

Fuente: sanfermines.net, Navarra Gourmet


¿Quieres recibir otras Noticias Interesantes?



Nos interesa mucho tu opinión.
Déjanos tu comentario


"Mas información clientes@aceitedeolivaorito.com"

No hay comentarios:

Publicar un comentario