lunes, 14 de abril de 2014

Patatas Bravas ¡ Una de bravas !

El origen de este plato se sitúa en Madrid. Sobre el año 1960 se empezaron a servir en dos bares ya desaparecidos: «Casa Pellico» y «La Casona» y las colas alrededor de ambos para probar las patatas bravas fueron míticas.

Hoy te acercamos esta receta tradicional para que sorprendas a los tuyos con una verdadera ración de patatas bravas sin salir de casa.


Toma nota:
  • 500 g de patatas

Y para la salsa brava:
  • 300 g de salsa de tomate frito
  • 1 cucharadita de salsa tabasco
  • 1 guindilla
  • 1 cucharada de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 1 cucharadita de vinagre de vino
  • Pimienta negra y sal

  1. En un cazo ponemos abundante agua a hervir. Añadimos sal y cocemos, a fuego fuerte, las patatas lavadas sin pelar.
  2. Una vez tiernas, las retiramos del fuego y las reservamos a temperatura ambiente hasta que enfríen.

Salsa brava:
  1. Mezclamos en un cazo la salsa de tomate, una guindilla, un poco de tabasco, Aceite de Oliva Virgen Extra, vinagre, sal y pimienta. Damos un hervor y reservamos.
  2. Pelamos y cortamos las patatas en trozos regulares. Freímos en una sartén con el Aceite muy caliente durante 3 minutos para que se doren ligeramente.
  3. Sacamos de la sartén, las escurrimos bien antes de servirlas en un plato y acompañamos de la salsa brava.


¡ No te olvides de las cervecitas !



"Mas información clientes@aceitedeolivaorito.com"

No hay comentarios:

Publicar un comentario