martes, 25 de febrero de 2014

¿Te animas a hacer un delicioso “Carpaccio”?

En su origen, el Carpaccio era una receta elaborada con finísimas lonchas crudas de solomillo de buey y aderezadas sólamente con un chorrito de zumo de limón y Aceite de Oliva. Hoy en día existen numerosas interpretaciones de este plato procedente de Italia.

Carpaccio

Han ido apareciendo carpaccios de otras carnes, así como de diversos pescados o mariscos (salmón, gambas, rape, bacalao, merluza, pulpo, vieiras...), setas, queso, e, incluso, de frutas como la fresa, la naranja, etc. Es muy fácil preparar un carpaccio casero. Sólo debes tener en cuenta:

Si lo vas a preparar con carne, conviene que ésta sea roja. Si es un pescado, lo mejor será elegir los lomos.

Las lonchas han de ser lo más finas posible. Para facilitarlo se aconseja la congelación previa de las carnes y aprovechar el momento de descongelación adecuado para cortar las finas lonchas (el grosor ha de ser casi como el del papel).

Las láminas se suelen presentar formando un abanico en el plato y habrá que aliñarlas con Aceite de Oliva Virgen Extra de la mejor calidad, vinagres de distintos sabores, mostaza, limón, cebollino, sal, pimienta u otros condimentos o especias según el gusto.

No hay que olvidar que el carpaccio es un plato que se elabora con alimentos crudos, por lo que es de gran importancia adquirir la mejor materia prima y garantizar así su frescura y calidad.

¿Te animas?

www.aceitedeolivaorito.com


"Mas información clientes@aceitedeolivaorito.com"

No hay comentarios:

Publicar un comentario