miércoles, 29 de enero de 2014

Aprovechar el AOVE para cocinar

El Aceite de Oliva Virgen Extra Orito es un producto de primera categoría. Es la gama superior de los aceites de oliva. Se obtiene de forma artesanal, colocando las aceitunas en una prensa que las aplasta para obtener su jugo.
Es más sano que el resto de aceites vegetales, tiene mucho más sabor, es mucho más aromático y gustoso y no es mucho más caro.

Recomendaciones para freír con Aceite de Oliva Virgen Extra:
  • Calentar el aceite para que alcance una temperatura de entre 160 y 200 grados. A esta temperatura la fritura es óptima. El aceite conserva todas sus propiedades y forma una capa alrededor del alimento que hace que conserve mejor sus nutrientes y tome una textura crujiente y dorada. Para que esta cobertura se forme bien es importante no mover mucho el alimento mientras se cocina.
  • Los alimentos deben estar secos. Si están mojados el agua reaccionará al entrar en contacto con el aceite caliente y provocará salpicaduras.
  • La comida debe estar a temperatura ambiente. De esta forma se evita que la temperatura del aceite se reduzca de forma drástica y que las fibras de los alimentos se rompan.
El Aceite de Oliva Virgen Extra Orito aguanta bien las altas temperaturas. Conserva todas sus propiedades después de cocinar. Esto supone que puedes volver a usarlo en sucesivas frituras. Cuando se vierta el aceite para volver a usarlo en el futuro hay que colarlo para eliminar los restos de alimentos. El lugar adecuado para almacenarlo es un recipiente de cerámica vidriada o una aceitera de acero inoxidable.
Se debe consumir Aceite de Oliva Virgen Extra todos los días. Es un producto con muchos beneficios para la salud. Entre otras cosas ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares. Un estudio realizado en la Universidad de Burdeos (Francia) constató que su consumo puede reducir un 41% las posibilidades de sufrir un infarto.
Además de tener muchos beneficios para la salud, aporta nutrientes que son básicos para el organismo. Para seguir un dieta sana y equilibrada debes tomarlo a diario.
El sabor y el aroma son las dos claves para elegir un buen Aceite de Oliva Virgen Extra. Haz una cata en tu propia casa para valorar ambas cualidades: llévate una cucharada de Aceite de Oliva Virgen Extra a la boca y mastica el aceite de forma lenta y suave. Busca sabores afrutados, amargos y un poco picantes.
No debes fijarte en el precio. El Aceite de Oliva Virgen Extra es sólo un poco más caro que otros aceites, pero sus beneficios para la salud y su sabor hacen que merezca la pena este pequeño sobreprecio que, en realidad, es relativo si tienes en cuenta que cunde mucho más en la cocina que otros de precio inferior.

Fuente: Editor ER el Mar – Informe 21


"Mas información clientes@aceitedeolivaorito.com"

No hay comentarios:

Publicar un comentario